Seguimos trabajando

En agosto de 2015, Fundar solicitó al SAT el nombre y RFC de las personas físicas y morales a quienes se les condonaron o cancelaron créditos fiscales del 1 de enero de 2007 al 4 de mayo de 2015, así como el monto y el motivo por el que fueron beneficiados. En este periodo fueron implementados diversos programas de cancelación y condonación que beneficiaron a grandes contribuyentes y que fueron diseñados sin mecanismos de rendición de cuentas. Por ejemplo, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación,  gracias a las amnistías fiscales de 2007 y 2013, a un grupo de 15 contribuyentes se les perdonaron más de 46 mil millones de pesos.

El SAT negó el acceso a la información, por lo que Fundar acudió ante el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), quien resolvió que la autoridad tributaria debía entregarla. A pesar de esto, el SAT alegó que la información estaba protegida por el secreto fiscal, así que Fundar presentó un amparo contra el incumplimiento a la resolución RDA 5354/15.

El amparo indirecto 191/2016 recayó en el Juzgado 8° de Distrito en Materia Administrativa del Primer Circuito, quien resolvió que el SAT incumplió injustificadamente con la entrega de la información solicitada. Posteriormente, en febrero de 2017, el 16° Tribunal Colegiado del mismo circuito (expediente 179/2016), confirmó la sentencia del juez.

A partir de ese momento, diversos bancos y grandes corporativos comenzaron a ampararse en contra de la resolución RDA 5354/15, alegando que el INAI transgredió su derecho a la protección de datos personales. Estos juicios continúan en trámite, pero provocaron que la sentencia a favor de Fundar no pudiera ser cumplida. Incluso la Suprema Corte de Justicia de la Nación tuvo que analizar el caso, y determinó que para que el SAT esté en posibilidades de revelar toda la información, debía cerciorarse de cuántos amparos habían sido promovido por bancos, casas de bolsas y grandes corporativos.

Hasta que los jueces determinen si el sector privado tiene o no el derecho a que la información sea protegida, la información no puede ser publicada. Al ser parte de estos procesos judiciales, Fundar seguirá trabajando para que se dé a conocer cuántos impuestos le han sido perdonados al sector financiero y las empresas más ricas de este país. También, continuamos luchando por el cumplimiento de la sentencia que en 2016 fue resuelta a nuestro favor, pues independientemente de los amparos promovidos por el sector privado, el resto de la información ya podría ser revelada.